José Manuel Rozas: el fiel líder laico que entremezcla vocación y convicción

Dicen por ahí que los distintos, elocuentes y valientes, son los destinados a pavimentar el camino para los genios. Bajo esta concepció...


Dicen por ahí que los distintos, elocuentes y valientes, son los destinados a pavimentar el camino para los genios. Bajo esta concepción es que en Osorno, José Manuel Rozas, el menor de tres hermanos, se alza como un  líder un tanto atípico para los tiempos que corren, sobre todo, considerando su historia de vida que por medio de estas líneas queremos graficar.

Para empezar, Rozas salió a la luz pública por ser el líder de un grupo de fieles laicos católicos que fundó –según dijo- para preservar las bases de la Iglesia y del laicado local. Este ex alumno del extinto Colegio Andrés Bello se paseó por varios establecimientos de la ciudad para finalmente egresar del Saint Thomas, sin embargo, sus mayores recuerdos los tienes del Andrés Bello, el cual define como “una institución sin grandes pretensiones donde no se respiraba el ambiente “arrive” osornino, con gente “antigua” de la ciudad de Osorno, donde todos los lunes se cantaba el himno patrio y para el mes de María se rezaba la oración del “Mes de María” en el patio del Colegio, no importando que sea pleno invierno, con frio o bajo la lluvia…Un Colegio que impartía el espíritu patrio y sembraba la fe en los alumnos, sin discursitos ideológicos de corte neo-liberales ni menos neo – marxistas, sin sueñitos bolivarianos ni acciones sociales inspiradas en una pseudo- caridad cristiana de una semana”.

Su ligación o bases cristianas vienen desde la cuna, donde obviamente son sus padres quienes tuvieron una injerencia especial en su vocación. “Me siento orgulloso de la formación humana-valórica que me brindaron mis padres, basadas en la ley natural y en el orden divino. La considero conservadora y tradicionalista, pero no entendida como lo perciben las masas, que para ellos esto significa ser facho, momio, pinochetista, dogmático, intolerante, etc, nada de eso…una formación que pone ante todo el misterio de Dios por sobre las ideologías, sabiendo que es la creencia la que entrega verdadero y firme sentido de existencia”.

Para quien lo conoce por primera vez, Rozas puede parecer un tanto “duro”, hasta se podría decir hosco y hermético, sin imaginar por un momento que este osornino estuvo a dos meses de ser ordenado sacerdote, con un pasado social de convivencia en campamentos, donde la realidad era bastante dismil a la de su procedencia. He aquí la conversación sostenida.

Quisiste ser sacerdote, de hecho, en la Catedral de Osorno, recibiste algunos Ministerios. Primero, cuéntanos ¿qué te lleva a ingresar cono seminarista?, y ¿Es cierto que quienes son sacerdotes reciben una suerte de "llamado divino", o más bien es una inclinación, como la que tiene cualquier joven por una determinada carrera?.

“Así es, las motivaciones para ingresar al seminario primero nacen desde la íntima convivencia que tuve con el misterio de la Eucaristía, sirviendo como acolito por más de seis años en la Catedral de nuestra ciudad y luego como sacristán. Es sorprendente como un Dios se hace tan humilde y sencillo y se da en un pan para ser recibido y ser uno con el creyente, un misterio no muy fácil de explicarlo desde la lógica común. Creo que una segunda motivación fue desde la búsqueda de interrogantes existenciales. Desde muy niño en nuestra formación de fe familiar se nos fue inculcando el misterio de la vida y la necesidad de buscar aquellos valores eternos. Se nos planteó la idea de que “no existimos desde siempre y no existiremos para siempre”, que toda acción tiene sus consecuencias y que no sólo esto se juega en el plano terrenal sino también en el espiritual. Fue en el camino de fe hacia el sacerdocio donde descubrí respuestas de sentido frente a todas las interrogantes de la vida. Me sumergí primero en toda la filosofía contemporánea existencialista, especializándome en Nietzsche, comprendiendo su pensamiento en la idea de “Dios ha muerto” para luego desde esa realidad encontrar las motivaciones profundas y poder dialogar eso con la fe. No hay duda que nadie brinda mejor sentido de vida que la persona de Jesús y su mensaje. 

Con respecto al llamado divino, creo que no es una especie “de suerte”, soy un convencido que es una realidad, donde muchos son los llamados, pero poco los escogidos. Es un llamado divino tan real que es Jesús quien te invita y te llama a seguirlo, ya sea por medio de una persona, de algún hecho y porque no decirlo, por un acontecimiento extraordinario de presencia divina. No es por una inclinación de gustos, de comodidad, de “tincada”, si se toma así, trae consecuencias, por lo mismo, se necesita discernimiento y gente que acompañe estos procesos”.

En tu caso, ¿a qué edad se despertó el interés por el sacerdocio?. ¿Cuanto tiempo estuviste como seminarista?, te faltó muy poco para ser sacerdote, entendemos...

“Como mencioné anteriormente, Dios despertó en mi esa vocación particular en el seno Eucarístico, a la edad de los 16 años siendo acólito de la Catedral y viviendo intensamente la vida parroquial en ella… Respondiendo a la segunda pregunta, me faltaron dos meses para ser ordenado, después de una formación de ocho años y siendo secretario del Obispo Monseñor Rene Rebolledo Salinas. Me recuerdo que la fecha de ordenación ya estaba fijada en la agenda episcopal, septiembre del año 2010”.

¿Qué te hace desistir de ser sacerdote?

“Creo que fue un cúmulo de elementos, que dieron paso a congelar mi proceso. Sería muy poco noble de mi parte echarle la culpa a terceros o algunas situaciones vividas como las únicas causantes de mí no ordenación sacerdotal. Ante la no claridad de poder vivir fielmente todo lo que conlleva el sacerdocio y su entrega por completa al pueblo de Dios, creo que fue oportuno tomarse tiempo de discernimiento si verdaderamente eso era lo que quería Dios para mi vida o buscaba que mi servicio sea como un laico bien formado y comprometido con la Iglesia. Para muchos fue sorpresa lo de mi decisión, se me veía muy seguro de mi opción y muy fiel al llamado recibido. Pero los caminos de Dios no son los de los hombres, y ahora encuentro respuesta ante la decisión. Creo que con lo sucedido en Osorno este último tiempo, Dios quería que no esté dentro del organismo clerical sino en las trincheras, en las periferias y desde ese lugar, hacer un llamado firme de ser custodios de la fe y no darle paso a tergiversaciones casi demoniacas que lo único que hacen es dividir y confundir”.

¿Cómo lo tomó tu familia?

“Al principio fue una sorpresa, pero no fue para nada traumático. No se me pidió grandes explicaciones ni produjo un desastre familiar. Solo se me volvió a repetir un elemento que es parte fundamental de mi formación: toda decisión trae sus consecuencias… “mijito” en la vida se opta y frente a esa opción se resisten entre las “patas de los caballos”. Una de las cosas que creo que influyeron en que en mi familia no fuera tan escandaloso mi abandono hacia el sacerdocio, fue la claridad de mis padres frente a lo que verdaderamente significa ser un fiel laico dentro de la Iglesia y lo que es la familia como Iglesia doméstica. En las conversaciones familiares desde niño en más de una ocasión escuché a mi padre decir que el es tan sacerdote como el “cura ordenado”, tenía clarito la triple función recibida desde el bautismo (sacerdote, profeta, rey), en una misma dignidad pero en diferentes funciones, tan así que se tuvo a un curita connotado de nuestra ciudad tomado del cuello por haberle faltado el respeto a mi mama en una reunión de catequesis”.

¿Qué le dirías a los jóvenes osorninos que están pensando en el sacerdocio. Crees que un adolescente, de 15, 16 o 17 años está en condiciones de tomar decisiones tan importantes, como entregar el resto de su vida a la Iglesia? 

“A esos jóvenes les diría que den un paso adelante y le digan que si al Señor. Es una vida llena de gracia y dones que Dios entrega gratuitamente y que se van haciendo reales en el caminar. Les diría lo mismo que me dijo mi padre antes de irme al seminario en el living de la casa de Baquedano: “Ahora formas parte de las filas de la legión de Cristo, serás un soldad de El”…. Que asuman esto con valentía, como hombres, con voluntad y carácter, estando muy atento a las distracciones y a las artimañas del diablo.
Si, creo que un adolescente puede tomar una decisión de esta magnitud, eso sí, siendo bien acompañado en el discernimiento, aclarando motivaciones y sobre todo colocándose a los pies del Maestro, Jesús, para que clarifique lo que significa dejarlo todo y seguirlo”.

Luego de tu retiro, continuas ligado a la Iglesia. ¿Qué labores has desarrollado?

“Así es, continúo ligado a la Iglesia, trabajo en una Fundación que pertenece a la Diócesis de Osorno, Fundación Cristo Joven, donde el Padre Pedro Kliegel es el sostenedor. En ella realizo un trabajo administrativo y a la vez hago clases de Filosofía en el Colegio que es un área de la institución. También soy parte de la comisión diocesana de pastoral juvenil, por otro lado ya por segundo año hago una formación a las catequistas de la parroquia de San José de Francke, y por último soy el encargado de la formación de la comunidad de fieles laicos  de Osorno”. 

Saliste a la luz pública, a nivel local, por presidir el Grupo de Fieles Laicos, ¿Cuál fue tu motivación? 

Mi motivación inicial fue inspirada desde lo que verdaderamente significa ser un fiel laico en la Iglesia: vivir una misma Fe, vivir los sacramentos de forma digna reconociendo lo sacro en ellos y por ultimo estar en comunión con el régimen eclesiástico, todo esto añadiendo la misión del laico de ser custodio de la fe ante tanta tergiversación e ideologización.
Como segunda motivación fue levantar la voz frente a los llamados “globos negros” denunciando los siguientes elementos que se desprenden de su famosa “resistencia pacifica”: su ataque directo al depósito de la fe; el aprovechamiento político frente al dolor de una comunidad; la actitud demoniaca de manipular vivencias tan traumáticas de fieles como es la violación, endosando toda responsabilidad a la Iglesia; y por ultimo (lo cual tengo claridad absoluta) de ser mano de obra barata del mundo neo-  marxista que busca cualquier conflicto social-cultural para sacar dividendo políticos, ejemplo de esto, muchos llamados a liturgias religiosas políticas, marchas en el día de los derechos humanos, manifestaciones entre medio de carteles reivindicatorios de identidades sexuales, No más Afp, y una que otra imagen del “Che.” 

¿Cómo les ha ido?

Bien, nos juntamos cada 15 días, rezamos, conversamos algunas situaciones, se plantean algunas inquietudes, realizamos temas de formación, apoyamos y damos ideas de iniciativas diocesanas, y confirmamos en cada encuentro nuestra comunión con la Iglesia, no como “ovejas adiestradas, domesticadas o con síndrome pastoril” como dijo alguien por ahí, sino como fieles laicos que encuentran en la Fe y la Razón las dos grandes alas para alcanzar la verdad.

Cuando te muestras como el líder de este grupo, también te reconocen en las redes sociales, ¿hubo mucho trolleo o insultos?. Hasta integrantes de tu familia, como tu padre, salen a defenderte en ciertos chats y foros...

me he ganado muchos sobrenombres, como el “Catedrático”, el brazo armado de Karadima”….el discípulo fiel de Barros…”hijito de papa”..etc.,eso no me molesta ya que responde al nivel cultural y de formación de esa gente que manifiestan esos comentarios, además como siempre lo he expresado y es una frase que se la escuche por primera vez al amigo “Chavez”, que por otro lado es admirado por muchos de estos amigos: “Águila no caza moscas”. Eso sí, da pena tanto odio y resentimiento de esta gente, espero que algún día hagan un camino profundo de reflexión y conversión.

Como en todo trabajo, y de acuerdo a tu expertis, ¿qué diferencia a un buen y a un mal sacerdote...?

Creo que un buen sacerdote debiera ser que en su mensaje y testimonio se respire novedad evangélica, más que cositas sentimentales y de la “tele”…tiene que ser un hombre que muestre reciedumbre, claro, con voluntad y carácter, firme frente a las adversidades, sin ambigüedades… y a la vez, un hombre profundamente espiritual capaz de discernir lo que proviene del buen y del mal espíritu, tener la sabiduría divina de orientar a los fieles desde una profunda oración, un hombre que por sobre todo sus ideales y concepciones ideológicas coloque la FE ante todo, que no se deje arrastrar por el “aplausometro de turno”, que nunca deje de decir la verdad por miedo del que dirán, que nunca deje de fijar su mirada en Jesucristo, Buen Pastor.
Para esto se hace urgente la revisión de los seminarios como escuela de formación para futuros sacerdotes. Es muy necesario revisar las motivaciones con las que ingresan los jóvenes. A veces la decisión es inspirada en un acomodo social como fuga de su realidad, esconder desviaciones y carencias afectivas, tener tribunas gratuitas o simplemente como dijo alguien por ahí: “estar en mesas que nunca se sentaría no siendo sacerdote”. Esto lo digo con bastante autoridad ya que estuve ocho años en un seminario, vi como muchos jóvenes no se iban los fin de semana personales a sus casa para quedarse en familias mejores acomodadas donde trataban bien al “futuro curita”, vi también como jóvenes terminaron el seminario sin entender que la lógica de Dios no era la igualdad social sino que mas bien el amor desde la profunda gratuidad reflejada en el sacrificio de la Cruz. Se debe excluir cualquier tipo de formación que coloque el acento más bien en la forma que en el fondo. Un Joven que se viste como curita, que habla como curita, que imposta la voz como curita no debe ser sólo la medición vocacional”.

¿cómo calificas la realidad osornina en ese aspecto?

“De todo hay en la viña del Señor….”Y el trigo convive con la cizaña”. El cristiano no juzga a la persona en su integridad sino más bien lo que se juzga son las acciones, aquellas pueden ser tildadas como reprochables, sometiéndolas bajo un juicio moral. Ahora bien, desde esta perspectiva si los hay. Creo que hay sacerdotes con falta de discreción de juicio y más aún, con una confusión del porte de la torre de la catedral con lo que respecta a su fe. Como aquel sacerdote que en una conversación donde debatíamos algunos criterios en materia de pastoral fui interpelado con el siguiente argumento: “Los ideales comunistas coinciden con las búsquedas cristianas”. Supongo que en la “forma menti”(modo de pensar)de aquel ministro de lo sagrado eran equivalente la “lucha de clases” con el mandamiento del amor; el materialismo dialectico, como explicación de la realidad, con las parábolas bíblicas como mensaje evangelizador, la aparición de la propiedad privada con en el momento en que Dios expulso al hombre del paraíso haciendo suyo el Reino de los Cielos,  dejando a la humanidad en el triste destino de tener que trabajar y con su fatiga sacar el alimento de todos los días apareciendo así la clase obrera explotada o como aquel sacerdote que salió con la camioneta parroquial y una bandera con la presidenta electa sumándose a la caravana de festejos del partido. Creo que la confusión llega al extremo de comparar al Che Guevara caminando por la Sierra Maestra con Nuestro Señor Jesucristo predicando en las regiones de Galilea y Judea.
El amor al prójimo no nace de aires reivindicatorios ni menos de luchas sociales, nacen de lo que nos dice el apóstol Pablo: “la caridad de Cristo nos urge”, primero miramos al Señor y luego en El reconocemos a nuestro hermano.

¿Qué opinas sobre el Laicado osornino?

Es un laicado con profundo amor a su Iglesia, con una fe sencilla sin mucho catecismo, participativo en las celebraciones diocesanas, con un claro respeto hacia lo sagrado y lo que significan los sacramentos como presencia del misterio de salvación. Pero también tenemos un sector del laicado que fue producto creo yo, de un mal proceso evangelizador, lo que arrojo como consecuencia: fieles pidiendo liturgias religiosas políticas, fieles ocupando la herramienta dialéctica creando oposiciones entre la Jerarquía y el Pueblo de Dios, entre fieles conservadores y progresistas, entre sacerdotes “encarnados” y sacerdotes burgueses amantes del dinero, entre obispos “dictadores” y obispos cercanos al “pueblo”, fieles sumándose a movimientos ideologizados como “Ni una menos” recogiendo testimonios de cuando la Iglesia supuestamente ha violentado al sexo femenino, fieles pidiendo que se lleve al escrutinio popular el nombramiento de un Obispo desde el supuesto ideal de democracia que debería tener la Santa Madre Iglesia, fieles confundiendo la doctrina del Concilio Vaticano II con algunos postulados que emanan del Manifiesto Comunista, etc. Este sector existe y crea confusión y división en aquellos que aún no maduran en su fe y están en búsqueda de hacerlo, pasando por ser los liberadores  y purificadores de la Iglesia pero lo único que siembran es odio e increencia.


Pasando a otro plano, si tuvieras que trabajar por algún candidato o pre candidato a Presidente, ¿por quién lo harías?

El tema político en nuestro país está muy revuelto, y existen partidos que trabajan bajo la máxima: “a río revuelto ganancia de pescadores”, como es el caso del llamado Frente Amplio que parece un Centro de alumnos de un colegio. Crece y crece con el correr del tiempo mientras los partidos políticos tradicionales pelean tanto internamente como con la oposición. Me asusta el hecho de una Beatriz Sánchez que “tome vuelo” y la masa manejable haga sintonía con sus discursos tales como: mi campaña no se trata de poder, seré una ciudadana más, ampliaré los derechos ciudadanos, ampliaré los derechos sociales, haré una profundización democrática, realizaré una nueva constitución, propondré el aborto libre etc. Claramente hace política con el ofertón populista y demagógico, es Maduro con pelo largo.
Creo que por las condiciones actuales en la política se debe votar por el “mal menor”, en mi caso por alguien que recoja en parte de su línea programática lo que está bajo la ley natural y que esté en sintonía con los postulados de mi fe.

¿Qué le falta a Osorno para mejorar, y que rescatas de la ciudad?  ¿Cómo calificas a sus autoridades? 

En nuestra ciudad falta más instancias culturales donde se dé formación, donde se debatan ideas, círculos de conversatorios, donde se inviten a expositores importantes etc. El festival de la Leche y la Carne, Mario Guerrero y Américo está bien pero no es cultura, es entretención para el pueblo pero no educación y formación.
Nuestras autoridades las encuentro con “gusto a nada”…sus peleítas internas de puestecillos municipales, sus mejoramientos a nivel de infraestructuras de la ciudad, pero con pocas ideas de innovación que de verdad saquen a la ciudad de su hoyo de incultura y mediocridad.

  

COMENTARIOS

Nombre

Agricultura Deportes Economía Nacional Osorno Regional Titular
false
ltr
item
OSORNOTICIAS : José Manuel Rozas: el fiel líder laico que entremezcla vocación y convicción
José Manuel Rozas: el fiel líder laico que entremezcla vocación y convicción
https://2.bp.blogspot.com/-NS1GXcbRSgY/WQCv6-9GhAI/AAAAAAAAEws/pBMfyjz-gIA8pSX0iyNJrolOoUZJEALEACLcB/s320/jose%2Bmanuel.jpg
https://2.bp.blogspot.com/-NS1GXcbRSgY/WQCv6-9GhAI/AAAAAAAAEws/pBMfyjz-gIA8pSX0iyNJrolOoUZJEALEACLcB/s72-c/jose%2Bmanuel.jpg
OSORNOTICIAS
http://www.osornoticias.com/2017/04/jose-manuel-rozas-el-fiel-lider-laico.html
http://www.osornoticias.com/
http://www.osornoticias.com/
http://www.osornoticias.com/2017/04/jose-manuel-rozas-el-fiel-lider-laico.html
true
4524174084365026669
UTF-8
No se encontraron noticias VER TODAS Lee Más Responder Cancelar Responder Borrar Por Inicio PAGINAS NOTICIAS Ver Todas RECOMENDADAS CATEGORIA ARCHIVO BUSCAR TODAS LAS NOTICIAS No se ha encontrado ninguna coincidencia Inicio Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Dom Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre Ene Feb Mar Abr May Jun Jul Ago Sep Oct Nov Dic ahora 1 minuto atrás $$1$$ minutos atrás 1 hora atrás $$1$$ horas atrás Ayer $$1$$ días atrás $$1$$ semanas atrás más de 5 semanas atrás Seguidores Seguir ESTE CONTENIDO ES PREMIUM Comparte para desbloquear Copiar todo el código Selecciona todo el código Todo el código fue copiado al portapapeles No se puede copiar el código / texo, presiona [CTRL]+[C] (o CMD+C con Mac) para copiar